top of page
Buscar
  • Priscilla Rodríguez

Los imperdibles de Disney

Actualizado: 3 feb

Las hijas de mi marido nos habían pedido varias veces ir a Disney, pero estábamos esperando que la más pequeña tuviera suficiente edad para que disfrutara y caminara sin tener que llevarla en brazos o coche. Finalmente llegó el momento y partimos a Orlando vía Miami, viajando en Avianca.


Teníamos las reservas hechas, los tickets a los parques comprados a través de Despegar.com (solo Disney) y Universal, y habíamos arrendado desde Chile un auto para recoger en el aeropuerto de Miami... Pero no cabían las maletas y no incluía silla de seguridad para niños, bencina ni tag. Tuvimos que contratar todo ahí y el precio que habíamos presupuestado subió bastante. Pero ya estábamos en Miami y no había nada que hacer salvo prender el motor y partir a nuestro destino (de noche y con lluvia).


¿Dónde alojarse en Disney?

La experiencia del hotel


Llegamos cerca de las 2 AM y con las niñas durmiendo, así que no tuve con quien compartir la emoción de ver el cartel luminoso que indica que estás entrando a la zona de Disney (había ido cuando era chica pero recordaba poco de muchas cosas). Hicimos rápidamente check-in en el hotel Disney All Star Movies (está dentro de un complejo de tres hoteles, que son parte de la cadena Disney) y nos pusieron unas lindas pulseras que las niñas amaron. Pero no eran simples pulseras, eran la llave a este mundo de entretención y también una forma de pago para todos los productos y servicios dentro del complejo y los parques (esto último solo funciona en las pulseras de los adultos).


La habitación tenía dos camas tamaño Queen (ideal para compartir cama con un niño de hasta unos 12 años), un pequeño comedor y frigobar. Bastante cómodo para ir en familia, ya que puedes tomar desayuno ahí mismo, mientras los niños ven los dibujos animados de Disney en TV.


Luego de dormir y reponernos del largo viaje, nos preparamos para la primera aventura: Magic Kingdom. Antes de partir tomamos desayuno en el Food Garden del hotel, donde prácticamente todo tenía la forma de Mickey Mouse y los precios eran bastante altos (para una vez está bien porque los niños disfrutan del lugar).


¿Qué parques hay que visitar en Orlando?




Llegamos a Magic Kingdom en un bus gratuito que salía del hotel (el estacionamiento en el centro de diversiones cuesta aprox. USD $20 diarios) y ahí pudimos comprobar los beneficios de quedarse en un hotel de la cadena Disney. Tu pulsera te permite elegir tres juegos durante el día, con acceso privilegiado. Ingresas a unas máquinas de autoservicio y con tu pulsera te conectas al sistema, el que te muestra los horarios disponibles para cada juego. Lo ideal es tomar los de mayor demanda, porque así sabes que a tal hora tienes que ir y podrás entrar sin hacer filas. Con niños vale mucho la pena.

                                                   

Recorrimos todo el día cada rincón y nos subimos a todo lo que nos fue posible. En general aquí las niñas como la nuestra (6 años en ese momento) pueden subirse a casi todo, incluidas las montañas rusas como la Space Mountain. Y a las 23 PM comenzó el último desfile (hay otro a las 21 PM). No sé la verdad quién disfrutó más, si las niñas o yo.

Tip: No puedes ingresar con palitos selfie a los centros de diversiones Disney.


Segundo día: Animal Kingdom. 

Creímos que a las niñas les encantaría porque disfrutan mucho con los animales, pero fue casi como ir al Buin Zoo en tamaño monumental. La verdad salvo la zona de Safari es bien aburrido, y su única gran gracia es la Montaña Rusa Everest, una gran dosis de adrenalina que disfrutamos los cuatro. En mi opinión personal es un parque poco relevante y si no tienen mucho tiempo ni presupuesto para ir a todo lo que ofrece Orlando, elijan algo como Hollywood Studios, donde encuentran todo lo de Star Wars, por ejemplo. 


Día 3: Universal Studios

Simplemente increíble. Un mundo de simuladores de lujo, que van desde los Minions hasta La Momia. Realidad virtual de primer nivel y algunas montañas rusas. Pero acá lo que destaca son los juegos 3D en los que sientes que vas a tocar cada cosa que ves. También está el mundo de Los Simpsons y sus donuts rosadas gigantes. En general la comida al interior del parque es mala y cara, por eso nosotros llevamos nuestros snacks, comprados en Wallmart (un paraíso con todo lo que te puedas imaginar, a precios muy baratos. Vale 1000% la pena comprar hasta las cosas del desayuno, ropa y capas de agua para eventuales lluvias y juegos de agua).

                                         

Aquí la gracia es comprar el paquete que incluye los dos parques Universal: Studios y Island of Adventure, ya que para trasladarte de uno a otro incluye el tren de Harry Potter (solo si compras el paquete tienes acceso). Y también es fundamental si viajan con niños el invertir en el pase Universal Express, que te permite acceder por una entrada exclusiva, en la que casi no haces fila (los únicos juegos que no lo admiten son los de Harry Potter).

                              

Día 4: Universal Island of Adventure

Este es el parque de diversiones de Universal, con montañas rusas y juegos tan entretenidos como Popeye (dato: sáquense los zapatos y póngalos a resguardo porque se van a mojar mucho), Jurassic Park y todos los del joven mago. Este parque se recorre en menos tiempo que el anterior, por lo que si tienes el ticket de ambos parques, puedes volver al área de simuladores usando el tren de Harry Potter.

                                                        

Ojo que en Universal hay varios juegos con restricción de edad y altura y tuvimos que turnarnos para subirnos con las niñas. Aquí entran el simulador y la montaña rusa de Harry Potter (increíblemente buenos).


Tip: Los estacionamientos son caros y segmentados según cercanía a la entrada del parque (unos USD $30)


Otros tips


Bueno, y luego de tanta diversión diaria saciábamos el hambre en Wendy´s y Dennys, lugares ricos y accesibles económicamente, ya que es importante tener en cuenta que en EEUU te cobran entre un 18% y 20% de propina obligatoria, lo que hace que hasta una pizza para 4 y unas bebidas, se salga de tu presupuesto. En este caso también Wallmart es buena opción, ya que vende unas ricas Pizzas de Pepperoni recién horneadas a unos 5 dólares y muchas cosas más, listas para servir.


Finalmente, siempre hay tiempo para visitar los outlets de Orlando y algunos centros comerciales. En general hay mucha ropa deportiva o de diseñadores, pero siempre se encuentra alguna cosita a buenos precios.

Les recomiendo 100% vivir la experiencia, ya que la diversión está asegurada para grandes y chicos.

3 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page