top of page
Buscar
  • Priscilla Rodríguez

10 cosas que no puedes dejar de hacer en París

Actualizado: 3 feb

París, París, París... Todo lo que se diga de esa ciudad es poco, al menos para mí. Es una ciudad mágica, llena de maravillosos lugares para ir descubriendo poco a poco. Sí, porque París no es para una sola visita, a no ser que vayas los días suficientes para permitirte conocerla en profundidad.


Lo primero que ves cuando llegas es la belleza de sus construcciones, sus simetrías, su estilo, sus monumentos y museos. Y claro, sus tiendas. Una caminata por Champs Elyseés o la calle George V y sus vitrinas de diseñador llenas de estilo y vanguardia, te pueden hacer perder la cabeza deseando algo que pocos podrán tener. Tranquilos, se pasa luego, porque hay tanto más por hacer y ver, que las ganas locas de tener esa cartera con el loguito impreso o ese modelo de auto futurista, se olvidan al primer bocado de un Crepe o un Macaron caminando por la ladera del Río Sena.




Los imperdibles en la ciudad de la luz


Levantarse temprano es un MUST, porque es una ciudad que se duerme temprano y hay que aprovecharla mientras está de día.

Un buen desayuno en Starbucks (mejor si es el más lindo del mundo y está ubicado en el barrio Ópera) y a caminar se ha dicho. Idealmente si ya tienes claras las atracciones que quieres ver, arma tu ruta en Google Maps. Con ganas y tiempo, se llega a todos lados, o la mayoría. Yo siempre prefiero caminar aunque el metro conecta todo y también funciona muy bien la empresa Uber, con autos de alta gama y conductores muy profesionales.



¿Dónde comer en París?


La mayoría de los lugares y afés son buenísimos y la comida es de excelente nivel. Yo he pasado por muchos, pero tengo mis favoritos.

Después de una jornada de caminata, nada mejor que una buena comida francesa.

¿Dónde? Mi preferido es el Café de Paris (Rue de Buci 10, Saint Germain Des Pres). Un restaurante emplazado en una callecita llena de cafés, tiendas de souvenirs, heladerías, y mucho más. Fue renovado por completo hace poco y la atención es de lujo. Tienen excelentes opciones de desayuno a buen precio (algo poco común en París). Para comer pidan sin dudar el Confit o Magret de Pato y el Crudo. Tienen muy buenos vinos de la casa, en distintos tamaños. No es necesario gastarse una fortuna para beber bien aquí. Háganme caso, querrán volver una y otra vez.




Otras atracciones en París: ¿Vale la pena visitar los parques de la ciudad?

¡Totalmente!

Nada como adentrarse en los parquecitos de la ciudad, que son una maravilla. Mis favoritos son: Parc Monceau, los Jardines de Luxemburgo y Bois de Vincennes. Y una parada en el Louvre de no menos de 4 horas, para empaparse de la magia del arte, especialmente les recomiendo ver el apartamento de Napoleón III y todo lo que tiene que ver con Egipto. Aquí toda la información de horarios, precios: https://www.louvre.fr/es


¿Cómo entrar gratis al Louvre? Mostrando un documento que acredite que eres menor de 18 años, menores de 26 años que residan en la Unión Europea, y para público en general el primer viernes de cada mes a partir de las 18:00 (salvo en julio y agosto).


Pirámide Museo del Louvre
Museo del Louvre

Por supuesto hay que pasar por la Torre Eiffel (¿Sabías que tiene un bar de champagne en su último piso y que puedes entrar gratis? Consigue vistas 360 a 276 metros de altura! Para acceder, debes tener entradas con ascensor hasta la última planta). Luego a subirse al carrusel que está en el exterior y cruzar el puente Alejandro III, mi favoritooooo, para llegar a Trocadero y ver la torre desde lejos, con las mejores fotos.





También te recomiendo ir a ver la reconstrucción de Notre Dame (es impactante verla) y pasar por el barrio latino, donde hay muchos restaurantes con sabores del mundo.


Para almorzar, un crepe en cualquier lugar, o visitar el nuevo centro gourmet de Galeries Lafayette, uno de los centros comerciales más exclusivos de la ciudad, que además tiene un buffet con una vista espectacular hacia la Opera y un supermercado con puras delicias que puedes llevarte al hotel. Y de postre, unas castañas asadas que venden fuera de la tienda. El olor te hipnotiza.




Bueno, como en París no se descansa, nos vamos a recorrer Montmartre y el Sacre Coeur. La basílica con la mejor vista de la ciudad. ¡Un sueño! Si el dinero nos es un tema, pueden hacerse un retrato en la plaza y comer algo en La Mere Caterine.


Montmartre
Sacre Couer


Y luego a tomar té a Berthillon en la Ile St Louis. Aquí no se pueden perder el helado de Caramel aux beurre salé, la Tarte Tatin (la favorita de mi mamá) y el Chocolate Caliente, con mucha crema.



Helado de Bethillion
Helado de Bethillion

¿Qué hacer de noche? Una visita al Moulin Rouge es indispensable. Deben reservar con anticipación y hay distintas opciones, con y sin cena. Un espectáculo al estilo francés, que incluye topless y baile con animales exóticos. Pero créanme que vale la pena.


Y un paseo por el Sena en un barco también es una maravillosa opción, y hay para distintos bolsillos, incluyendo almuerzos o cenas. Encuentran más información aquí: https://www.bateaux-mouches.fr/es



En fin, Paris hay que recorrerlo con zapatillas y mapa en mano. Los buses rojos turísticos son super recomendados ya que permiten subir y bajar todo el día.


No olviden cerrar los ojos cuando estén en su lugar favorito, y atesorarlo para siempre en su mente.


Mi ruta sugerida en Google Maps para recorrer París caminando:





Hoteles recomendados:


Hotel Noir (cerca de Champs Elysees)

Hotel Ascot Opera (a 4 cuadras de la Ópera Garnier)

Intercontinental Le Grand (Boulevard Haussman)


Restaurantes recomendados:


Bouillon Chartier

Bouillon Republique

Hippopotamus

Villa Dondelli


Lugares populares en Instagram:


Pierre Herme

L´Eclair de Genie

Cédric Grolet



2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page